jueves, 13 de marzo de 2014

Pechugas de pollo doradas rellenas con jamón crudo y fontina

¡Hola a todos!

Hoy les comparto yo una receta para agasajar a los más queridos. Es perfecta para una cena más elaborada (aunque es bastante simple hacerlo).
Se trata de unas pechugas de pollo rellenas acompañadas con papas al horno. Con esta receta cenamos yo y tres amigas más, aunque es demasiado abundante por lo que comerían de 4 a 5 comensales.

Pechugas rellenas con crudo y fontina

Vas a necesitar:
*4 pechugas de pollo sin piel
*100 gramos de manteca
*pimienta a gusto
*8 hojas de salvia fresca
*100 gr de jamón crudo cortado fino (o 4 fetas, una para cada pechuga)
*4 rebanadas finas de queso fontina (puede ser otro también)
*2 huevos batidos
*8 hojas de salvia

Para la salsa
*1 taza de vino blanco
*1/4 de taza de manteca helada
*salvia picada

Primero hay que cortar las pechugas de pollo a la mitad. Yo siempre le dejo un costado unido para que no se escape tanto el relleno después. Abiertas, las envolvés en papel film y las golpeas hasta que queden bien finas (1/2 cm de espesor). Sal, pimienta y reservá en la heladera.

Calentá la manteca en la sartén. Una vez que espume, meté las hojas de salvia por 1 minuto, retiralas y ponelas sobre las piezas de pollo (adentro) junto con la feta de jamón crudo y la de queso. Cerralas (podes ayudarte con un escarbadientes), pasalas por huevo y doralas en la misma sartén. Terminá la cocción en el horno.

Para la salsa, llevá al fuego una sartén con el vino y dejá que evapore el alcohol. Agregá la salvia picada 1 minuto antes que la reducción esté completa. Bajá el fuego, incorporá la manteca helada y volvalo sobre el pollo.

Para las papas, simplemente llevalas con cáscara al horno hasta que estén cocidas y doradas, rociá con limón y romero.

¡Que lo disfruten!