lunes, 11 de noviembre de 2013

Hamburguesas caseras, el anti-lunes

¡Hola a todos!

Si, se viene el verano. Pero vale darse un gustito para arrancar la semana a full. Te propongo que invites a a tus amigos a comer estas increíbles hamburguesas caseras para levantar este lunes y acortar la semana ¿te parece?

Hamburguesa con cheddar, panceta y cebolla caramelizada

Otra vez, las cantidades varían según la cantidad de personas que coman ¡Yo hice 4 hamburguesas enormes!

Para el pan (podés comprarlo si no tenés ganas de hacerlo):
*2 tazas de harina
*1 cdita. de sal
*1 cdita. de azúcar
*1 cdita. de levadura seca
*1/2 taza de agua tibia
*1/2 taza de leche tibia
*Sésamo
*Ajo

Para las hamburguesas:
*500 gr. de carne picada
*2 cdas. de maizena
*3 cdas. de mostaza
*2 dientes de ajo picados
*3 cebollas
*1 morrón
*1 puñado de perejíl picado
*2 chorritos de aceite de oliva
*1 chorro de vinagre
*2 cucharadas de azúcar
*4 fetas de queso cheddar
*100 gr. de panceta ahumada

Para el pan, mezclá la harina, la sal, el azúcar y la levadura. Hacé un hueco en el medio y colocá el agua y la leche. Uní revolviendo con una cuchara hasta obtener una masa. Amasá alrededor de 10 minutos - esto le va dar aire al pan, lo va a hacer más esponjoso. Tapá el recipiente con film y dejala leudar 1 hora hasta que duplique su volumen. Una vez transcurrida la hora, sacá la masa y dividila en 4 porciones. Forma bollitos y ponelos en placas aceitadas. Aplastalos un poco y dejá leudar 30 minutos más. Pintalos con leche, espolvoreá con sésamo y cocinalos en un horno caliente hasta que doren (15-20 min.).

Para las hamburguesas, mezclá la carne picada con la cebolla (2) y el morrón picados en brunoise, el ajo, el perejil y las cucharadas de mostaza y maizena. Sal pimentá y añadí el aceite. Con las manos, armá las hamburguesas y llevalas a la heladera cubiertas con film por 10 minutos. Esto hará que no se desarmen. Calentá la plancha con un chorrito de aceite de oliva. Sellá de un lado y al darlas vuelta colocá una feta de queso cheddar sobre cada una para que se derrita.

En esos 10 minutos en que la hamburguesa está en la heladera, tomá una sarten y ponela al fuego. Echá las láminas de panceta para que se doren (no necesita materia grasa ya que la panceta la provee). Reservá. En esa misma sartén, doramos las cebollas cortadas en juliana. Añadí las dos cucharadas de azúcar y un chorro de vinagre para que se caramelicen. Otro buen tip es cortar los panes en mitades, frotarlos con un diente de ajo y tostarlos un poco. Podés frotarlos antes, después o ambas veces, depende de que tanto te guste el ajo.

Hamburguesa con cheddar, panceta, cebolla y huevo

Para servir, colocá la hamburguesa sobre una de las tapas del pan con su respectiva lámina de cheddar derretido, las cebollas caramelizadas y las fetas de panceta crocante. Si te la jugás podés terminarla con un huevo frito... ¡bomba!

¡Que lo disfruten!